gastronomia balear queso mahónPlaya, sol, ocio… y gastronomía. Es lo que se quiere potenciar de ahora en adelante como preferencia de turismo en las Islas Baleares. A esta conclusión se ha llegado en la celebración del II Foro de Turismo y Gastronomía de Baleares que tuvo lugar en el Castillo Hotel Son Vida, en Mallorca.

El evento quiere posicionar la gastronomía balear como producto turístico atractivo y generador de nueva demanda. Y es que la riqueza de la cocina balear es única, pues el pasado año más de 517.000 turistas participaron durante su estancia en las islas en alguna actividad vinculada al producto gastronómico.

En el transcurso del Foro, dirigido a profesionales del sector turístico y gastronómico, se han celebrado dos mesas redondas sobre ‘Experiencias del Turismo Gastronómico’ y un Networking entre proveedores de servicios y operadores de destino y agentes de viajes.

Lo tradicional y lo moderno se mezclan en la gastronomía de las islas baleares. Podemos destacar sus pescados y maricos, las sopas, los quesos (DO mahón), la sobrasada, la ensaimada, sus vinos, y otros dulces típicos.