Una de las calles más concurridas de Madrid, José Abascal, cuenta con un nuevo restaurante en el que serán frecuentes la cocina creativa, el picoteo y la música en vivo. Se trata de La Picotea, un gastrobar, encabezado por el chef Rafa Morales, discípulo de Ferran Adrià, que cuenta con dos estrellas Michelín en su haber.

Su decoración atrae la atención al visitante por una estética de los ochenta, en el que el color rojo recorre el local, dando lugar a un estilo claramente sofisticado y minimalista. Y la terraza de La Picota promete convertirse en uno de los hitos del verano madrileño, donde buena mesa y ambiente nocturno serán los protagonistas.

la picota restaurante

La cocina se basa en productos de temporada, para picotear, con sabores de oriente conjuntados con la mejor cocina mediterránea. Algunos platos que se pueden degustar son la tempura de verduras con salsa de yogur y menta o el tataki de solomillo de Ternera al ajillo. Pero también otros platos más ibéricos, como solomillo de ternera al foie o el rabo estofado al vino tinto. La cocina de Rafa Morales no pasa por alto la repostería. Destacan en su carta el coulant de chocolate y la tarta de queso.

la picota restaurante platos

El precio medio de la carta es de 25 euros, y el horario del restaurante es de 12 a 2 horas de manera ininterrumpida.