Hasta el 18 de septiembre, el restaurante Filigrana, del Hotel Catalonia Plaza, ubicado en Plaza España de Barcelona acoge las primeras jornadas gastronómicas Cocina sin Fuego. Una experiencia distinta a lo que estamos acostumbrados a ver en el restaurante que, normalmente, presenta una carta de carne, pescados y arroces a la brasa.

restaurante-filigrana

En este caso, el chef Francisco Hernández, responsable de la cocina del restaurante, ha ideado ocho originales platos para compartir con el denominador común de que no se cuecen. El menú es completo con sabores frescos, cítricos, curiosos y especias que van a la perfección para probar platos diferentes y algunos inspirados en el resturante japonés, Kurai, situado junto a este en el mismo hotel. Mundogastronomia asistió a esta velada, que os relatamos a continuación:

8 platos en un menú con sabores del mundo

Tras un original aperitivo, a base de Bloodymary y vodka esferificado, el recorrido empieza con un ceviche de lubina salvaje, maracuyá y caviar de la Vall d’Aran. Este aperitivo es un aparente ceviche clásico que no utiliza ni la lima ni el limón, sino el ácido del maracuyá. Después llega un tartar de salmón salvaje de Alaska con manzana verde impregnada en vodka y osmotizada con malibú y esferas de cítricos (uyuzu, un cítrico japonés parecido a la lima; mango y pomelo.Todo ello con un original sésamo negro.

Para continuar, el menú de las jornadas sin fuego sigue con una ensalada de higos “coll de dama”, la variedad más apreciada de Catalunya, acompañada de anguila ahumada y queso Idiazábal. Seguido de un delicioso y abundante foie marinado a la vainilla con sablé de avellanas y trufa. El siguiente bocado es para el steak tartar de angus, una de las carnes mejor valoradas del mundo, con emulsión al Café de París y pan de cebolla. Se cierra el recorrido salado con un carpaccio de carne de Wagyu, ajo negro y nube de parmesano, una combinación que, como bien indica el chef Francisco Hernández, no deja nada al azar.

tartar-de-salmon-manzana-verde-y-esferas-de-citricos

Foto: Guillermo Pérez

El menú de las I Jornadas Gastronómicas de Cocina se sirve junto al vino blanco de xarel·lo L’equilibrista de Ca N’Estruc para los primeros platos y el cava rosado Elyssia de Freixenet para los segundos platos

En este recorrido gastronómico también hay postres. Son dos distintos: piña, coco y ron, una reinterpretación del cóctel piña colada que combina diferentes texturas con la finalidad de limpiar sabores residuales; y bizcocho de chocolate bajo cero con helado de yogurt y nitro de mango elaborado con una mousse montada con gelatina, Está refrigerada en el congelador para conseguir una apariencia de bizcocho sin la necesidad de utilizar el horno.

Un menú ligero, sabroso y nada convencional que te sacia y te hace descubrir diferentes cocinas y técnicas empleadas también de forma saludable