Por: Marta Burgués, periodista, 18 años escribiendo sobre gastronomía. Admin de mundogastronomia

El equipo de Mundogastronomia, portal sobre eventos gastronómicos, solemos asistir a diferentes inauguraciones de restaurantes y locales gastro para distintos medios en los que colaboramos. En poco tiempo, Barcelona se ha llenado de restaurantes, así que 2017 ha dejado un buen número de locales que recomendamos por su cuidado cocina y elaboración en platos con toques distintos.

Telefèric, de Sant Cugat a San Francisco pasando por Barcelona

La familia Padrosa, que ya es propietaria del Telefèric en San Cugat, ha cruzado el charco y ha abierto un restaurante de tapas elaboradadas y pintxos en San Francisco. Y les va muy bien. De paso, en el borne barcelonés, han inaugurado este 2017 otro, cuya propuesta (igual que el resto) está basada en pintxos y tapas de autor en un entorno donde destacan obras de autores como Picasso, Miró o Tàpies.

pulpo

Texto: Guillermo Pérez

Entre sus tapas, su foie a la plancha con mermelada de cereza y cebolla roja caramelizada, que  ganó el Premi Popular a la mejor tapa en la sexta edición de la ruta ‘De Tapes per Barcelona’; y el establecimiento de San Francisco ganó el Best Restaurant in the East Bay Area otorgado el 2016 per la revista Diablo Magazine.

Foto: Guillermo Pérez

El padre Padrosa explicaba que había estado toda la vida entre fogones y regentando el restaurante, algo que resulta bastante esclavo y no permite tener tiempo de casi nada más. Y que ahora son sus hijos quienes no tuvieron reparo en pensar en esas ausencias, para dedicarse a este negocio, en el que son partícipites durante muchas horas al día. El tesón y el esfuerzo hacen que los frutos lleguen.

Impar, en el renovado hotel Sofia

El hotel Princesa Sofía que presidía la entrada a la ciudad de Barcelona se ha renovado. Y ha cambiado hasta su nombre, ahora Sofía a secas. Esconde varios espacios para el goce de la gastronomía, entre estos Impar.

Con más de 600 m2, abre sus puertas como un lugar donde disfrutar de creativas propuestas elaboradas con ingredientes frescos del Mediterráneo y con guiños a cocinas de diferentes países. Un local lleno de personalidad diseñado por el interiorista Jaime Beriestain, donde dorados, azules y mármol llenan el espacio con mesas de diferentes estilos.

impar

El asesor gastronómico es Carles Tejedor, quien plantea una propuesta de restauración basada en platos para compartir, algo que ahora se estilo en todos sitios (desde hoteles a vermuterías más asequibles). Encontramos una oferta que va desde el mediodía y hasta última hora de la tarde, con diferentes opciones para compartir, como burratina con tagliata de calabacín y pistacho, ceviche de corvina con coco y aguacate, arroz de pollo y alcachofas, Ostra Amélie Fine de claire nº3, coca de butifarra del perol con ensalada de brotes, pulpo a la brasa con causa limeña, cremoso de chocolate con pan, aceite de oliva y sal o naranja en tres texturas.

Bicnic, dos espacios, dos ritmos para comer

A caballo entre dos velocidades, Fast Foof, y Slow Food, nace Bicnic, un espacio, en la calle Girona, y a cargo de Víctor Ferrer, responsable de la reinvención del Betlem como bar de tapas después de más de un siglo como tienda de comestibles, evoluciona su cocina del platillo al plato en este nuevo espacio.

 

Foto: Marta Burgués

El rincón Fast es para comer en la barra y de manera algo más rápida. Pensada para los que no tienen mucho tiempo, este espacio cuenta con raciones y platos de fácil consumo. Costillas de cerdo hoisin con ensalada de apio nabo y coconesa que se deshace en el tenedor; los Rollitos “X-Nem” de cordero al estilo vietnamita y con vinagreta de mango; el sorprendente Fish & Chips de pescado de costa marinado.., son algunas de sus propuestas.

Mientras que en el Slow, para tomarte tu tiempo, nos sorprendieron gratamente el tiradito de lomo de atún de granja sostenible con leche de tigre, erizo de mar, boniato y crema de aguacate; y sobre todo, el Steak Tartar de vaca y anguila servido sobre el tuétano del hueso horneado.