Por Marta Burgués, periodista y admin de mundogastronomia.com

¿Sabías que el 30 de enero es el Día Internacional del Croissant? Pues este producto de pastelería está cada vez más valorado y tiene su día en el calendario. Para celebrarlo, nos hacemos hemos eco de este dulce que, a diferencia de lo que se puede pensar, su origen no es francés, nace en Viena a finales del siglo XVII.

Actualmente, el croissant es una de las piezas de bollería más vendidas y demandadas de todo el mundo, y es ya un clásico para los consumidores. Así lo reconoce Moncho López, propietario de las panaderías y coffee bakeries de Levaduramadre. “Por un lado, es un bollo muy sencillo pero a la vez muy complicado. Parece una receta muy fácil de hacer, pero en realidad no lo es tanto conseguir una masa hojaldrada con el punto justo de crujiente en todas las capas”.

El secreto de un buen croissant es que es muy versátil y tiene un tamaño bastante polivalente. Es liviano, no se hace pesado ni de comer ni de digerir, por eso es apto para consumir a cualquier edad. Tampoco es empalagoso y mezcla bien tanto con el café como con los zumos de frutas.

Quienes saben mucho de croissants son los tres últimos ganadores del concurso Mejor Croissant de Mantequilla Artesano de España, que desde hace una década, organiza el Gremio de Pastelería de Barcelona. Un concurso que ensalza el producto y los pasteleros, y al que se presentan decenas de pasteleros de todo el país, en el que se valoran diferentes aspectos como la forma, el peso y/o el sabor.

Los maestros Lluis Costa, Toni Vera y Gil Prat son los ganadores de las tres últimas ediciones respectivamente. Y, coinciden, además de en su talento, en pertenecer a una nueva generación de pasteleros que marcarán el futuro del sector. Señalan, en un acto organizado hoy por el Gremio al que ha acudido Mundogastronomia, que se muestran orgullosos de fomentar la cultura del croissant y se unen para hacer piña dentro del mundo pastelero.

Además del reconocimiento que supone el galardón, han cuadriplicado sus ventas, y los tres profesionales han apostado por la investigación y el desarrollo de nuevas técnicas y procesos para ir un paso más allá en la elaboración del croissant artesano.

Lluis Costa, ganador del premio al Mejor Croissant del año 2015, está al frente de la pastelería familiar Vallflorida Xocolaters, en Sant Esteve de Palautordera (Barcelona). Ofrece croissants fritos a rellenos, dulces o salados, o con la masa como base para otras creaciones. Y está ultimando los detalles para abrir, dentro de un año aproximadamente, Croissland, el universo del croissant en  un primer establecimiento que se ubicará en Barcelona. Por su parte, Toni Vera, responsable de briochería de la Pastelería Canal y Mejor Croissant Artesano de Mantequilla de España 2016, ha lanzado una nueva línea de croissants rellenos. Los sabores más conocidos de Canal en su repostería, como la tarta Sacher, el pastel de frambuesa o lemon pie se trasladan al interior de los croissants. El ganador de la última edición del concurso, Gil Prat, de la pastelería familiar “Prat Can Carriel”, situada en la localidad barcelonesa de Roda de Ter, ha estado investigando durante más de 5 años para conseguir el preparado perfecto y elaborar el mejor croissant de todo el país.