El lunes de Pascua, que este año cae en 2 de abril, es una fecha especial, sobre todo para los niños en Cataluña y en otras regiones. La mona de Pascua es un dulce, que ahora cobra importancia por sus grandes estructuras de chocolate, y toda una celebración gastronómica, que ahora se impone al tradicional pastel con los huevos de chocolate. Tal y como apunta el pPresidente del Gremio de Pastelería de Barcelona, el pastelero Elies Miró, de Castellterçol, “El cambio de tendencia se debe a las nuevas rutinas. El bizcocho implica compartir mesa, sentarse y pasar un rato con la familia aunque cada vez son más las personas que por estas fechas salen de viaje y prefieren llevarse la Mona con ellos y comerla poco a poco “, ya que la figura de chocolate se conserva mejor.

Los seis siglos de tradición de la mona de Pascua

Según viene explicando el Gremi, la primera documentación sobre un bizcocho circular con huevos duros data del siglo XV aunque no es hasta 400 años más tarde cuando los pasteleros franceses acompañan estas piezas con chocolate.
mona pascua

Es en el siglo XX cuando nace el arte de crear figuras con este ingrediente, una tradición que llegará a Barcelona en 1930. Mientras que también debemos hacer referencia a la creacion del Museo de Chocolate, ubicado en el Born de Barcelona, junto al Gremi, en el año 2000. En este museo se exponen espectaculares monas y obras de chocolate. De hecho, se organizan talleres para los más pequeños durante las fechas de Semana Santa.

Las monas que triunfan este año

Coco, la última película de Disney, las figuras de StarWars, los jugadores del Barça, los superhéroes de PJ Mask, Ladybug o los cachorros de la Patrulla Canina son este año las figuritas de chocolate que triunfan entre los más pequeños. La tradición marca que el padrino de cada niño es el que debe entregarle la mona durante el lunes de Pascua, y luego se come entre toda la familia.

Las previsión de ventas para este año es positiva. Según el Gremio de Pastelería de Barcelona, ​​este año esperan superar las 700.000 unidades vendidas, lo que significa un ligero aumento respecto al año anterior de un 1%. Los profesionales pasteleros atribuyen esta mínima subida a que en este 2018 la celebración coincide con los primeros días del mes, el periodo más favorable para la economía doméstica.

mona pascua
Los precios de estas piezas tradicionales de pastelería varían en función del tamaño de la figura de chocolate y el tradicional bizcocho. En las pastelerías se pueden encontrar monos artesanas a partir de 20 euros. Pero las más espectaculares van de los 60 a los 150 euros, según la dedicación y el arte para realizarlo.
La gran mona del restaurante 7 Portes
Cada año, un prestigioso pastelero elabora una gran mona para el restaurante 7 Portes. Suele entregarse un día antes y el mismo lunes de Pascua todos los niños que hay en el restaurante se la comen. Es una gran tradición y una fiesta para todos.

mona 7 portes