La preocupación por lo que comemos es una tendencia que ha incrementado en las últimas décadas en los países occidentales. ¿Qué aditivos lleva lo que consumimos? ¿Qué significan estos extraños ingredientes en las etiquetas de los productos? Los alimentos procesados contienen muchos conservantes y colorantes que pueden ser menos buenos para la salud.

La inquietud por parte de algunos consumidores por consumir productos naturales y de calidad ha llevado a la necesidad de volver al cultivo ecológico y a lo natural y ya son muchas las empresas de la industria alimentaria que han empezado a adaptarse a esa demanda o, al menos, han querido posicionar su imagen hacia el terreno de lo “saludable”.

En España, según un estudio hecho recientemente por Cocola, 7 de cada 10 personas ya incluyen en su dieta productos ecológicos y más del 80% declara que le gustaría ser más ecológico, pero no sabe cómo. Así, el 57,6% de los 2.000 encuestados, asegura consumirlos varias veces por semana de los que tan sólo un 17,1% lo hace a diario. A pesar de ello, tanto la venta como la distribución de este tipo de productos sigue siendo limitada en España y su precio menos accesible.

Ésta es una tendencia en aumento entre los consumidores que ha llevado a grandes marcas como Cocacola a lanzar una  gama de bebidas ecológicas para reconducir su imagen y responder a las preferencias de los consumidores.

Aún así, la concienciación por consumir productos naturales es mayor en muchos otros países europeos en los que ya existe más variedad de productos ecológicos en el mercado y se venden a un precio menor.
Si te gustaría llevar una dieta ecológica y quieres saber más sobre sus beneficios puedes leer este artículo.