Los chefs Albert Adrià, Nandu Jubany, Carles Abellan y Carles Gaig, juntamente con cavas Gramona, organizaron el pasado 6 de septiembre un menú muy especial para el Gran Sopar Solidari servido en el escenario del Gran Teatre del Liceu de Barcelona para 410 comensales. La velada contó con ópera en directo de la mano de artistas de Intermezzo, que hicieron del evento una cena inolvidable y solidaria.

Los fondos económicos recaudados durante la Gran Nit Solidària, que este año han sido de 65.000€, se destinarán al acompañamiento de más de 1.000 niños, padres y madres en situación social de vulnerabilidad que participan en los servicios maternoinfantiles Vincles y Minúscula y en el espacio para familias Casal Familiar del Casal dels Infants de Barcelona.

Después del éxito de los dos últimos Grans Sopars Solidaris al Liceu, con unas recaudaciones de más de 45.000€ conseguidos en cada uno, los organizadores decidieron repetir la experiencia solidaria del Liceu a favor del Casal.

En esta tercera edición, Cavas Gramona, juntamente con los cuatro chefs con Estrella Michelin, y la colaboración de las empresas Espacio Con Sentido, DM Comunicació, grup gsr y Atrápalo, y el Gran Teatre del Liceu, organizaron La Gran Nit Solidària al Liceu a favor de Casal dels Infants. La empresa colaboradora Atrápalo fue el canal exclusivo mediante el cual se adquirieron las localidades para particulares para la cena.

Xavier Gramona, como empresa participante, y los cuatro cocineros Albert Adrià, Nandu Jubany, Carles Abellan y Carles Gaig, manifestaron su orgullo por formar parte de esta iniciativa que acerca aún más la alta gastronomía a la lucha contra la pobreza y la búsqueda de oportunidades para los niños y familias en riesgo de exclusión.

Rosa Balaguer, directora general del Casal dels Infants, agradeció “la suma de esfuerzos de Gramona, de los mejores chefs, y de todas las empresas colaboradoras y subrayó que conseguir llenar el Liceu con comensales solidarios, “es un éxito repetido que nos permitirá garantizar el acompañamiento de muchos niños y niñas durante el curso escolar”.

En la cena participaron más de 40 empresas que dan productos, recursos o compran mesas, y más de 150 voluntarios que trabajan en el proyecto solidariamente.