El aguacate es un alimento que cuando lo relacionamos con el desayuno siempre pensamos en esa instagrameable tostada con sal y aguacate troceado que tanto hemos visto en los perfiles de la gente más healthy, pero lo que quizás no se te había ocurrido hasta ahora es que, al igual que haces batidos de lo más sabrosos y coloridos con esas frutas que encuentras por casa, también puedes incluir el aguacate a algunas recetas, con un smoothie de aguacate.

Pues aunque sea verde, es una fruta y nada tiene que ver con el sabor cuestionable de los batidos détox ¡aunque también te aportará beneficios saludables!

Hay muchas recetas que podemos hacer con este ingrediente tan saludable, que aporta más de quince tipos de vitaminas y minerales como magnesio, hierro, zinc y potasio ¡además de ser un gran aliado para veganos y vegetarianos ya que aporta nutrientes parecidos a los de la carne!

Así pues, como es posible que de palabra no a cualquiera se le haga la boca agua pensando en un smoothie de aguacate, hemos indagado un poco en la web Organización Mundial del Aguacate (WAO) y en el artículo de hoy queremos compartir tres ideas a las que nadie se podrá resistir. Si con alguna de ellas se te hace la boca agua, ve a su web o a su Instagram (@aguacatefrutadelavida) y encontrarás ingredientes y preparación detalladamente explicados.

Para los amantes del dulce

Aguacate, almendras, plátano, panela y leche de almendras: con estos sencillos ingredientes triturados y bien mezclados podemos conseguir un delicioso batido perfecto para sorprender a amigos y familia con un tentempié saludable, sabroso y sobre todo original!

Para los que nunca tienen tiempo

A veces necesitamos recetas rápidas y sencillas a la vez que deliciosas o si no que se lo digan a aquellos que deben madrugar y llevarse el desayuno o la comida a la oficina en un tupper para comer allí. Para ellos, el smoothie de aguacate cremoso es perfecto pues con solo tres sencillos ingredientes podemos conseguirlo: aguacate, leche y miel. El resultado es de lo más sabroso y tomarlo muy frío será un autentico placer para los que necesitan unos minutos de desconexión en medio de una ajetreada rutina.

Para los más pequeños

Si hay algo que les guste a las criaturas, son los colores vivos y los sabores dulces, es por eso que un smoothie arcoíris puede ser para ellos ¡la mejor introducción al mundo de los batidos saludables! Para cada color necesitaremos unas frutas con las que conseguirlo: moras y pera para el azul, plátano y leche de almendras para el morado, naranja y mango para el color naranja y un puñado de fresas para el rosa. Aunque parezca complicado, solo se trata de conseguir cada color de forma individual y juntarlos en un vaso en el orden que se prefiera. Y aunque hemos hablado de niños, esta es una idea que seguro también puede funcionar ¡para celebrar el Orgullo!