Menú Cerrar

Descubre cómo una dieta proteica ¡puede ser de lo más deliciosa!

dieta

Aunque al mencionar las dietas siempre nos parece que debemos incluir restricciones y un angustiante y muy estricto punto de autocontrol que no siempre es fácil de mantener, lo cierto es que la mayoría de veces cuando hablamos de una dieta, nos referimos solo a un cambio de hábitos que podemos ir adoptando de forma progresiva sin la necesidad de sufrir ansiedad durante el proceso.

Ese es por ejemplo, el caso de la dieta proteica, que es una de las opciones más famosas para perder peso de forma saludable ya que solo consiste en modificar el tipo de alimentos que introducimos a nuestros platos, basando las raciones en alimentos con un alto índice de proteína. Si te preguntas cual es el secreto escondido para perder peso dentro de esta dinámica, déjanos decirte que se trata del interesante efecto saciante que tiene la proteína, y es que se trata de uno de los nutrientes que demanda mayor gasto de calorías para ser metabolizado; es por ello que todas las dietas proteinadas suelen funcionar tan bien.

Un dieta con múltiples beneficios

Lo mejor de la dieta proteica pero, no es ese efecto saciante del que hablábamos, sino que es la cantidad de cualidades que puede aportar a nuestra salud, entre las que encontramos la reducción del colesterol LDL y de triglicéridos y el aumento de la masa muscular, pues al aumentar la ingesta de proteína se adelgaza y se pierde grasa sin perder músculo, ya que este se compone de agua y proteínas ¡y sin efecto rebote! Por lo que está de lo más recomendada para los deportistas.

dieta

Por otro lado, además de tratarse de una dieta muy variada y a diferencia de otros tipos de dietas muy restrictivas, esta incluye una gran variedad de alimentos para consumir, como frutas y verduras, lácteos bajos en grasa, carne magra, pescado, huevos y legumbres. También es por ello que disminuye la presión arterial, que acelera el metabolismo y que ayuda a perder grasa localizada ya que favorece el uso de la energía almacenada en los acúmulos de grasa con lo que se consigue una pérdida de peso de forma controlada.

Las claves para seguirla de forma saludable y eficaz

Para asegurarnos de que empezamos a obtener beneficios, es importante seguir algunas directrices que nos ayudarán a tener más control sobre lo que comemos y a tomar mejores decisiones. Por ejemplo, sabemos que lo más recomendado por los nutricionistas es escoger proteínas magras y grasas sanas, que encontramos en alimentos como los huevos o las claras de huevo, la pechuga de pollo o pavo, los quesos frescos, los pescados grasos que aportan omega 3 e incluso en los aguacates.

dietaSi eres un amante del pan, también tenemos una buena noticia para ti y es que existen especialidades perfectas para incluir en esta dieta, como el , “Fit Bread” sin gluten y sin lactosa de Leon The Baker, un obrador pionero en el sector, que ha creado este pan pensando en hacerlo ideal para ser incorporado en dietas ¡incluso si eres deportista! Algo que también se recomienda si empiezas a seguir la dieta proteica ya que además, esta beneficia los resultados físicos de practicar deporte regularmente.

Por último, recuerda que añadir un poco de proteína en cada comida y hacerlo escogiendo hidratos de calidad (como frutas, verduras, legumbres, granos enteros y cereales integrales) son también dos de las maneras de asegurarte de que sigues esta dieta correctamente. Si huyes de los azúcares libres y de los ultraprocesados y sigues los consejos que aquí te contamos, conseguirás que cada comida sea muy saciante, reducirás el índice glucémico ¡y pronto empezarás a ver resultados!

Publicado en La despensa

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.